martes, 30 de abril de 2013

The Following


La entrada de hoy es una cosa rara por varios motivos. El primero y principal porque, aunque esté cediendo un poco el terreno a las series populares en mi blog, esta serie es, sin lugar a dudas, la más popular de cuantas hasta ahora haya comentado.
Por otro lado, es una Recomendación de otros, cuando realmente yo ya me había interesado por la serie e incluso preguntado a una gran experta como es @ilse0001 por ella, pero me llegó en una de mis rondas de #mendigandoseries, así que decidí aprovechar la ocasión y ver esta serie recomendada por @Pamplins (total, para una vez que me recomiendan algo que realmente quiero ver).
Y por último, he hecho esta sección hoy martes, para esperar hasta ver hoy el final de la primera temporada y hacer un comentario global de la serie, con todos sus spoilers y demás, por tanto, recomiendo encarecidamente a quien no quiera saber nada, que no lea el apartado de opinión personal.

Género: Aunque a todas luces mucha gente calificaría esta serie como policíaca, de crimen o... yo que sé de qué más categorías que yo uso en mi blog, yo creo que lo importante de esta serie y lo que engancha es la intriga.
Sexo: Por primera vez en la vida de este blog voy a clasificar una serie recomendada por un tío como serie femenina, pero es que es muy para tías, a pesar de ser increíblemente sangrienta. Por ejemplo, el malo malísimo está diseñado para dar un cierto morbo a las tías y hasta cierto punto lo da, eh, tanto en la ficción como en la realidad y luego el bueno no tan buenísimo, a pesar de ser mil veces menos atractivo que el malo, tiene ese punto de hombre desesperado al que toda mujer quiere salvar.
Caras conocidas: Los dos pilares básicos de esta serie son Kevin Bacon y James Purefoy. Del primero, casi no hace falta presentación, Kevin Bacon, es uno más de los muchos actores de cine (Mystic River, Sleepers, Apolo 13) que se han decidido a dar el salto a la pequeña pantalla; por otro lado James Purefoy es más conocido por su trayectoria en televisión (Roma). 
A su lado se encuentran otros conocidos actores, como el bellezón de la serie, Nathalie Zea (Dirty sexy money, Hung, The shield), Shawn Ashmore (X-Men), Annie Parisse (Person of interest, Ley y orden) y Valorie Curry (Veronica Mars).
Argumento:
Joe Carroll es un asesino en serie convicto muy muy ido de la olla y con un fetichismo enfermizo por la obra de Edgar Allan Poe que decide montar una secta, inspirado por la cantidad de fans que tiene (sobre todo entre el género femenino).
En realidad su intención final es escribir un libro, en el que el protagonista sea Ryan Hardy, el agente del FBI que lo atrapó, que se encuentra actualmente retirado tras las graves heridas que padeció durante la captura. Para más inri, Ryan tuvo un romance con Claire, la exmujer de Carroll, una vez que éste fue encarcelado.
La secta de Carroll es de lo más variopinta los hay locos, muy locos y extremadamente locos, aunque suelen tener apariencia de gente normal: amas de casa aburridas, jóvenes sin oficio ni beneficio, etc. Entre ellos destaca Emma, que en el estilismo recuerda a la Blancanieves de Once upon a time... y en lo cargante también.
Temporadas: Terminada la primera temporada con un total de 15 episodios y renovada por una segunda.
Popularidad: Como bien he dicho, increíblemente popular como para estar en este blog.
Opinión personal:
Empezaré hablando un poco de lo que opino de los personajes. Por alguna extraña razón encontraba adorable a Mike Weston, todavía sigo encontrándolo adorable, sólo que ahora ya sé por qué es, me recuerda horrores a Juan Mata, con lo que podríamos concluir que entre esto y lo de Emma/Blancanieves ésta es una serie de parecidos razonables en toda regla.
Hablando de Emma, tal vez su parecido hace que la vea tan cargante, pero desde luego es el personaje odioso por antonomasia de la serie, es más, es incluso más odiosa que Joe Carroll, con eso os lo digo todo.
Por otro lado, hay dos personajes que se llevan la palma como personajes tontos: Jacob y la abogada. Sobre todo la abogada, de hecho es el único personaje de la serie que cuando muere hasta me alegro, con eso os lo digo todo.
En cuanto a la trama, tengo sentimientos muy encontrados por esta serie, tanto es así que decidí ver la primera temporada entera para pensar si plantarme o no, porque a veces no hay quien aguante esto. Y ya os anticipo que no estoy muy segura de continuar con la segunda porque tienen un empeño demasiado grande en tocarme las narices.
Veréis, yo soy una persona muy sencillita: el bien tiene que ganar al mal y cuando no lo hace, pues me cabreo... y una serie que me cabrea sistemáticamente no es aceptable, lo siento. Es que te dan 28 de cal y una de arena (si es que la cal es la mala y la arena la buena, que nunca he estado muy segura). Por dios, que no, que no puede ser, que no nos pueden encasquetar ese final de temporada y quedarse tan panchos, que no.
En definitiva, la serie muy muy buena, no lo discuto, pero que para sufrir ya tengo bastante con ser valencianista.

lunes, 29 de abril de 2013

Hemlock Grove


Lo confieso, esto del blog se me está subiendo a la cabeza. Creo que hasta me lee alguien de vez en cuando y que por ello, me debo a mi público. Tanto es así, que me ha dado por ver las series que empiezan, así, a la ligera, aunque crea que no me van a gustar nada. Y esa es la única explicación de que una chica como yo haya decidido ver Hemlock Grove.
Género: Bueno, bueno, bueno, ¿qué os digo? yo he visto el primer episodio y no me ha quedado nada claro. Se intuye algo paranormal, hay ciertas dosis de intriga, pero todavía no lo sé y por lo que he leído, tardaré en saberlo.
Sexo: Masculino de calle, una serie tan extravagantemente rara y, al parecer, sangrienta, no puede ser otra cosa que masculina.
Caras conocidas: Famke Janssen (X-Men), Landon Liboiron (Terra Nova), Lili Taylor (A dos metros bajo tierra), Dougray Scott (Mujeres desesperadas, Misión Imposible 2), Aaron Douglas (Battlestar Galactica).
Argumento:
No tengo ni idea de lo que va esta serie. En serio. He visto el primer capítulo y me he quedado atontada del todo. Os cuento:
Todo empieza con una animadora del instituto que sufre un ataque, al parecer de un animal, pero no termina de quedar nada claro. A partir de ahí nos presentan dos familias, los Rumancek, que son una madre y un hijo gitanos que acaban de mudarse a Hemlock Grove y a los Godfrey, formados por una madre zorrón, un adolescente consentido y una hija... no sé como describirla... con una gran deformidad y que asusta.
Y ahí termina todo lo que sé. Sí, eso es todo lo que pasa en 46 minutos, básicamente, sólo que nos hacen empezar a pensar que hay algo sobrenatural en ambas familias. Según dice una niña muy entendida sobre el tema (?) en la serie, Peter Rumancek es un hombre lobo y según Peter le dice a su madre, Roman Godfrey es un epir. ¿qué leches es un epir? Pues ni zorra.
Temporadas: La serie tenía que ser rara hasta para esto, pues fue colgada en la web de Netflix entera en un mismo día. Los 13 capítulos de la primera y creo que única temporada.
Popularidad: Bueno... yo he leído a @viccior hablar de ella, por lo demás, casi que no conozco a nadie y en subtítulos.es sólo tienen subtítulos en español para el primer capítulo, lo cual no da idea de muy popular.
Opinión personal: 
Si tuviese que fiarme de lo que escribe la prensa sobre ella, creo que no la hubiese visto en la vida, de hecho la primera crítica que leí de ella fue una frase de la crítica del San Francisco Chronicle que decía "Lo raro puede ser bueno; pero esta serie no es intencionalmente rara, es simplemente mala."
Pero como ya he dicho, la subida a la cabeza que padezco con mi blog, me hizo aventurarme en verla, pensando que me iba a horrizar... y no.
No sé cómo ni por qué, a pesar de la pésima actuación de básicamente todos los actores que encarnan a la familia Godfrey, la serie me ha llamado la atención al menos como para plantearme ver un par de episodios más, aunque creo que básicamente ha sido porque el primero me ha dejado extremadamente perdida.
Y al final, es que alguien que ha visto tantas series como yo, a menudo tiende a contentarse con que alguna serie sea capaz de sorprender y otra cosa no, pero Hemlock Grove te dejará con cara de idiota, porque no tendrás ni idea de cómo interpretar lo que estás viendo.
En definitiva, quien quiera ver algo raro, original, aunque no lleno de calidad, las cosas como son, que le dé una oportunidad a esta serie, aunque sea para después criticarme abiertamente por haberla recomendado, total, quejarnos es algo que nos mola a todos, ¿no?

viernes, 26 de abril de 2013

Community


En teoría hoy tendría que haber comentado la serie The following, que sabiamente me recomendó @Pamplins, pero debido a una contractura cervical tuve que descansar muchas horas y me puse al día con la serie, así que a falta de un episodio para el final de la temporada, he decidido esperar al mismo y ya comentar mi impresión global sobre la temporada entera. Por tanto, he colado en la lista a @martamacfly y a la serie Community, en lo que será la quinta edición de esta exitosa (?) sección de mi blog.

Género: Siempre agradezco cuando me proponen comedias, porque sean mejores o peores, siempre se pasa un rato agradable y te ríes... y además suelen durar menos. Porque como sea una serie de estas seriotas (véase Sons of Anarchy), no te guste (véase mi caso) y tengas que aguantar una larga hora, te desesperas.
Sexo: Complicado de decir y menos aun viendo un sólo capítulo, pero diría que masculina, ya que el protagonista es el típico tío caradura que congeniará bien con sus congéneres. Sí, cuando me recomienda una serie una tía no me da cosa decir que es masculina, pero si es un tío, no digo que es femenina, soy así de misógina.
Caras conocidas: Alison Brie (Mad men), Chevy Chase (Saturday Night Live, El club de los chalados) y Ken Jeong (Resacón en Las Vegas). El resto de los actores son secundarios habituales, pero sin mucha más pena ni gloria.
Argumento: Jeff Winger es un abogado que tras perder su licencia se ve obligado a volver a la universidad, por lo que elige una universidad pública (que al parecer es lo más bajo que se puede caer en Estados Unidos). 
Como buen abogado, es un charlatán que consigue engañar y embaucar a todo el mundo... o casi, porque le echa el ojo encima a Britta y hasta monta un grupo falso de estudio muy variopinto para intentar "conquistarla", formado por Pierce Hawthorne, un viejo con muchos billetes que ha estado casado seis veces, Abed Nadir, un hindú que siempre está haciendo metáforas con películas; Shirley Bennett, una negra recién divorciada; Troy Barnes, estrella del equipo de fútbol de su instituto que se ha quedado anclado en su "momento de gloria"; y Annie Edison, empollona de clase que hubiese ido a una buena universidad si no hubiese sido por un problemilla de adicción a las pastillas.
También los profes de la universidad están un poco p'allá, porque si no, no tendría gracia la serie.
Temporadas: Emitiéndose actualmente la cuarta temporada.
Popularidad: Pues no había oído hablar de ella en la vida, lo cual no es medidor de nada, pero bueno.
Opinión personal:
Serie muy divertida, difícil de valorar viendo un sólo episodio, que no ofrece nada especialmente nuevo ni distinto a lo que estamos acostumbrados. Por alguna extraña razón me recuerda a Suburgatory, a la que no se parece en absolutamente en nada. 
La recomiendo para aquellas personas que estén buscando alguna sitcom nueva, como puede pasarme a mí este verano, por ejemplo.

jueves, 25 de abril de 2013

Los misterios de Laura


Normalmente nunca suelo ver la tele convencional y menos aun las series españolas, pero de vez en cuando por alguna alineación astral, coincide que doy con alguna serie y, como yo me engancho a cualquier cosa, pues tengo al menos que terminar de ver el episodio que están echando. Y eso me pasó con Los misterios de Laura, sólo que esta vez, el enganche me convenció y me hizo ver el resto de la serie.

Género: Serie policíaca clásica, muy en la línea de las novelas de Agatha Christie, de hecho hasta tiene un episodio doble homenaje a Diez negritos.
Sexo: Femenino, ver a un ama de casa, porque por muy inspectora de policía que sea tiene pinta de ama de casa, resolviendo crímenes, es algo que sólo puede gustar a otra ama de casa.
Caras conocidas: Como siempre digo con las series españolas, aquí en España nos conocemos todos, partiendo de la protagonista María Pujalte (Periodistas, Siete vidas), acompañada por Fernando Guillén Cuervo (Javier ya no vive solo, Sin tetas no hay paraíso), Oriol Tarrasón (Bandolera, Doctor Mateo), César Camino (Hospital Central, Plaza de España), Laura Pamplona (Aquí no hay quien viva, Policías) y Eva Santolaria (Compañeros, 7 vidas).
Argumento:
Laura Lebrel es una gran inspectora de policía, pero extremadamente desastre para la mayoría de las cosas, una mezcla entre el olfato metomentodo de Jessica Fletcher y la falta de profesionalidad de Colombo.
Laura trabaja en una comisaria dirigida por su exmarido, que a su vez tiene una aventura con otra compañera de trabajo y, supongo que para compensar el tema, Laura tiene como compañero a un policía buenorro, con el que misteriosamente intentan establecer una cierta tensión sexual, cuando no pegan en absoluto.
Como toda serie policíaca que se precie, sale a cadáver por episodio pero, gracias al talento y al olfato de Laura, siempre conseguirán encontrar al culpable.
Temporadas: El 13 de mayo se estrena al fin la tercera temporada.
Popularidad: Muy conocida entre las amas de casa españolas y más ahora que han decidido reponerla por las tardes hasta la extenuación.
Opinión personal:
Aunque pueda parecer extraño, Los misterios de Laura es una serie que a mí me conquistó por su inverosimilitud. Sí, la falta se autenticidad, la parodia de sí misma y lo poco serio e increíble de las tramas, hacen que sea una serie ideal para el entretenimiento y un homenaje a otras tantas series que pecaban de lo mismo, como Se ha escrito un crimen, o a las novelas de Agatha Christie.
En definitiva, una serie ligerita, salvada por la gran interpretación de María Pujalte y únicamente para los amantes del género... y sí, para amas de casa aburridas también.

miércoles, 24 de abril de 2013

Las 10 series de dibujos animados que marcaron mi infancia

La infancia es seguramente el periodo más feliz de la vida, si no, no se explica cómo leches éramos capaces de disfrutar con las series de dibujos animados. Lo digo desde la experiencia de persona melancólica que descarga episodios de dibujos para ver cómo eran y si realmente merecían la pena. Y la respuesta es normalmente no.
Para empezar, la mayoría de los dibujos animados tienen un ritmo increíblemente lento, sólo al nivel de las películas francesas. Luego, obviamente, el argumento tiene que ser simple y pueril para que un niño pudiera entenderlo. Y para terminar, envejecen fatal, teniendo en cuenta la animación tal y como la conocemos hoy.
Pero aun así, me apetece de vez en cuando volver al pasado, aunque sólo sea para seleccionar las que yo creo que fueron mis diez series favoritas. La elección ha estado extremadamente complicada y he tenido que dejar muchas atrás, pero creo que es lo más representativo posible.

La aldea del arce


Posiblemente La aldea del arce era la serie de dibujos animados más ñoña que haya existido en la historia. Y, al parecer, hubo un tiempo en el que a mí me gustaban las cosas ñoñas y, por tanto, esta serie también. La verdad es que albergo recuerdos muy muy vagos acerca de ella, aunque recuerdo perfectamente la letra de esa hipnótica canción compuesta por Emilio Aragón.
La historia trataba sobre los habitantes de una aldea en medio del bosque. La prota era Patty, una coneja que misterisamente llevaba un collar en una oreja y su amigo Bobby, un osito, que obviamente se metían en líos y otras cosas, pero de forma muy ñoña, como bien he dicho. 

La pequeña Lulú


Puedo afirmar sin ningún tipo de rodeos que Lulú era mi heroína de la infancia. Porque la historia de Lulú era, en cierto modo, la historia de mi vida: yo era la única niña de mi manzana y eso, en la ley de la calle (porque los niños jugábamos por aquel entonces en la calle), era algo muy difícil de llevar. Aunque, no es por vacilar, pero al final conseguí hacerme con la corona del barrio y los tenía a todos más firmes que una vela.
Pues, aunque tampoco recuerdo muy bien la serie, sé que los chicos siempre estaban fastidiando a Lulú y no dejándola entrar en su club, pero, sin embargo, cada dos por tres tenían que ir con el rabo entre las piernas a pedirle ayuda. Aunque en otros episodios también ella buscaba la forma de chincharlos a ellos. En fin, todo muy guerra de sexos, que a día de hoy sería total y completamente políticamente incorrecto.

Mofli, el último koala


Otra de las series ñoñas por antonomasia, pero ésta estaba cargada de moralina, en plan "cuidad de los animales en peligro de extinción" y tal. También fue la causante de que se dispararan las ventas de koalas de peluche, animal que antes de verla, los niños españoles no sabíamos ni que existía.
Misteriosamente, esta serie española estaba ambientada en Australia y nos mostraba al que se suponía que era el último koala vivo en el mundo, llamado Mofli, que se hacía amigo entrañable de una niña llamada Corina.
De alguna forma que no recuerdo cual fue, el rumor de que hay un koala vivo se dispara, con lo cual empieza a acudir gente de diversos lugares a intentar cazarlo, entre los que destaca una pareja circense, el señor Trombonetti y Paolo, que popularizaron el diálogo "- Aplaude, Paolo. + Bravo, bravísimo."

Los trotamúsicos


Basado en el clásico de los hermanos Grimm Los músicos de Bremen, esta serie de dibujos animados española era bastante buena, e incluso viéndola después no parece exageradamente estúpida como otras. Obviamente era una serie de tipo musical y se tiraban todo el puñetero día cantando, pero de todas las canciones mi favorita era (y es) La mejor vacuna contra la melancolía.
La serie giraba en torno a cuatro animales que por un motivo u otro deciden escapar de sus dueños y terminan juntándose y formando un grupo. Ellos son: el perro Lupo que toca la trompeta, el gallo Koki que toca la guitarra (sí, yo tampoco sé cómo se puede tocar la guitarra sin tener dedos), el gato Burlón que toca el saxofón y el burro Tonto que toca la batería.
Como todos los dibujos animados que se precien, tendrán sus archienemigos Chef, Bestia y Tapón, unos ladrones humanos que ocupaban la mansión en la que vivían ahora los Trotamúsicos.

Los Fruittis


Posiblemente Los Fruittis sean la peor serie de dibujos animados de la historia, pero hay que ver cómo nos tenía enganchados a todos los niños de España. Yo incluso llegué a disfrazarme en un Carnaval de Gazpacho, que era una piña andaluza, producto típico de esta tierra nuestra.
Cuenta la historia de una serie de "frutas" que tienen que huir de su aldea al entrar en erupción un volcán, para ello envían a una macedonia de intrépidos aventureros para buscar otro lugar para vivir, ellos son el plátano Mochilo, la piña Gazpacho y el cactus Pincho. Por el camino se encuentran con una niña humana llamada Kumba, que se unirá a sus aventuras.
Por el camino se encontrará también con importantes archienemigos a cada cual más ridículo, como Monus y su ayudante Gorilón o el pirata Alcachofo, que tenía su propia  y horrible canción.
Si quieres leer una crítica realmente buena de esta serie, puedes encontrarla en la página de Viruete, donde se analiza pormenorizadamente el argumento y personajes de la serie.

Clorofilla


Dios, cómo amaba yo esta serie, creo que coincidió con los años más ecologistas de mi niñez.
En ella un par de niños son hijos de una espeleóloga a la que le daba por meterse en una cueva a no hacer nada mientras que su marido esperaba en una furgoneta arriba esperándola. Por tanto, no podían estar pendientes de sus hijos y se los encasquetan a un tío al que ni siquiera conocen los niños.
Y no, la serie no va sobre los servicios sociales que actúan ante esto, sino de que los niños se confunden de dirección (porque además viajan solos) y llegan a la casa de un profesor chiflado, al que además le encasquetan a una bebé alienígena parecida a una lechuga que está a punto de morir por la contaminación de la Tierra.
Lo más extraño de todo el tema es que el profesor pertenece a una especie de liga femenina de mujeres solteronas que odian a los niños, en el cual todas tienen la misma cara de amargadas.

Las tortugas ninja



Como ya os habréis dado cuenta por mi blog, si me conocéis o en fin, que lo mismo no os habéis dado cuenta pero lo digo yo, siempre he sido un pelín machorrilla, así que me molaban estas series así más de "niños".
Como todos sabréis, las tortugas ninja eran cuatro y tenían nombres de pintores del Renacimiento: Leonardo, Donatello, Raphael y Michelangelo. Vivían en las alcantarillas de la ciudad de Nueva York y eran entrenados por una rata llamada Maestro Astilla. Por alguna extraña razón, también se hacen amigos de la reportera de televisión Abril (April) O'Neil.
Realmente del argumento en sí no me acuerdo mucho, pero venía a resumirse en hacer el bien metiendo hostias como panes.

Bola de dragón


Aquí nos hallamos ante un hito de la televisión que marcó la infancia de muchos otros niños, no sólo la mía. Y es que Bola de Dragón fue una obsesión para mí, tenía todas las colecciones de cromos (¡y completas!), las cintas con las bandas sonoras, posters... vamos como cualquier friki que se precie, pero a una edad razonable.
La serie parte con Bulma buscando las siete bolas del dragón que si se reunen pueden conceder cualquier deseo, una de las cuales está en posesión de Goku, que se une a ella en su aventura. A partir de ahí y durante una buena parte de la temporada son historias chorras de la búsqueda y es una serie de aventuras bastante divertida, pero poco a poco va evolucionando en serie de acción consistente en hostias como panes una detrás de otra.
Como toda serie que se precie, va perdiendo con el tiempo, incluyendo cada vez más idas de olla que no se cree ni un niño, pero no voy a decir más cosas malas de la serie no vaya a ser que algún friki me eche mal de ojo.

Los chicos de Beverly Hills



Para redimirme un poco de mi gusto moderadamente masculino en cuanto a dibujos animados, he incluído en esta lista a una serie superfemenina de dibujos animados, que además pretende incluso hasta ser teen, porque los protagonistas son adolescentes ricos. Básicamente, era la versión en dibujos animados de Sensación de vivir, sólo que los personajes no se cambian de ropa y las situaciones eran algo más pueriles, porque para eso son dibujos animados.
Yo era superfan de la mala malísima Bianca, aunque no recuerdo muy bien por qué, supongo que sería porque las buenas me parecían totalmente idiotas. Tampoco recuerdo el nombre de los protagonistas, excepto de Pierce Thorndyke III, un pijo repelente que además se creía que estaba superbueno, que al menos hacía reir, no como el rubio capitán del equipo de.... no sé qué deporte.

Oliver y Benji


Yo me aficioné al fútbol viendo Oliver y Benji. En serio, antes ni me gustaba, como buena niña moderadamente femenina que era.
Esta serie en la que lo único que se hacía era jugar partidos interminables de todas las categorías habidas o por haber, local, nacional e incluso internacional. También ha dado lugar a intensos estudios científicos que rulan por el interneh, como éste y éste, para que nos hagamos una idea de lo irreal (o real según determinadas condiciones) que era la serie.


PD. A Dios pongo por testigo que ha sido extremadamente duro hacer esta selección y tener que dejar fuera a series como La vuelta al mundo en 80 días, Los autos locos (Pier Nodoyuna forever), Érase una vez la vida, Dartacan y los tres mosqueperros, Capitán planeta, Sailormoon... y como siga es que hasta me da para otro post.

¿Cuál fue la tuya?

martes, 23 de abril de 2013

Defiance


Mi baja médica ha dado para mucho y una de esas cosas ha sido atreverme incluso a descargar una serie a sabiendas de que no me iba a gustar sólo por el hecho de que era el primer capítulo y le habían dado mucho bombo. Así que un día, a la hora de la siesta, me propuse ver/dormir el primer episodio de Defiance, la que venden como la nueva gran serie de ciencia ficción.

Género: Como bien dije antes, ciencia ficción, de la friki friki friki, de razas alienígenas y esas cosas.
Sexo: Obviamente masculino, como toda la ciencia ficción. Además para intentar reforzarlo, han puesto hasta a unas pocas tías buenas y nada de tíos que valgan la pena, por si acaso quedaba la menor duda de que es una serie para tíos.
Caras conocidas: Grant Bowler (True Blood), Julie Benz (Dexter, Mujeres desesperadas, Ángel), Jaime Murray (Warehouse 13, Dexter), Graham Greene (La milla verde, La jungla 3), Mia Kirshner (Crónicas vampíricas, 24), Tony Curran (Los pilares de la Tierra).
Argumento: Aquí os cuento de lo que me enteré entre siesta y siesta que, aunque parezca raro, fue bastante para mi poca capacidad de memorizar razas (o especies o lo que sea) alienígenas.
La acción se centra en este nuestro planeta Tierra, bastante arrasado por muchas guerras, en concreto en la que era la ciudad de St. Louis, ahora conocida como Defiance donde viven seres de todo tipo de chismes, predominando los humanos. Allí llegan Joshua Nolan, un humano padre adoptivo soltero (tóooooooooooooopico) con su hija Irisa, de la raza Irathien, que es así parecida a la raza humana pero como se le hubien dado un meco en el tabique nasal. Tras una serie de sucesos que parece ser que van a desencadenar otra guerra, Nolan termina siendo el sheriff o algo así de la ciudad, en ese aspecto me pareció muy similar la trama a la que origina Eureka.
Entre la población de Defiance destaca la de muy buen ver alcaldesa y las dos familias ricas de la ciudad que se odian, una humana (McCawley) y otra de la raza Castithan (Tarr) que al parecer es a la que pertenece Marilyn Manson, sólo que en rubio, que obviamente son malos porque tienen mucha cara de malos y, obviamente, las apariencias no engañan.
Temporadas: Ayer se emitió el segundo episodio de la primera temporada.
Popularidad: Se esperaba con ansia, pero no sé qué tal habrá cuajado.
Opinión personal:
Empecemos partiendo de la base de que a mí no me gusta la ciencia ficción así pura y dura, aunque acepto "ciencia ficción light" como Eureka y Haven, pero cuando empiezas a meter ya razas, chismes y toda su puñetera madre como en Juego de tronos y cosas así, pues yo ya me siento demasiado agobiada por el frikismo extremo.
Por otro lado, a la serie le veo cierta flojera argumental, tal vez porque todo lo que pasa me parece una copia de algo que ya he visto y si algo realmente creo que se le debe pedir la ciencia ficción es que al menos sea novedosa, que sorprenda... es que hasta todas las razas se parecen a otras que ya había visto antes.
Concluyendo, que habrá fans de la ciencia ficción a los que les guste la serie e incluso se sientan ofendidos por mi crítica, pero yo personalmente la resumo en mucho ruido y pocas nueces.

lunes, 22 de abril de 2013

Érase una vez



Hoy os traigo una serie no bicho verde de ésas a las que os tengo acostumbrados, más que nada porque poco a poco se me van acabando las series bicho verde y porque de vez en cuando también tengo que agradar al pópulo con series que conoce todo el mundo. Así pues, hoy hablaré de Érase una vez, a la que yo personalmente siempre llamo por su título original Once upon a time e incluso me atrevo con las siglas OUAT.

Género: Es una serie difícil de clasificar, digamos que es de Fantasía, si es que existe ese género. Aunque yo la considero más bien de intriga, porque estoy muy enganchada, más que nada.
Sexo: Femenina. Clara y cristalinamente. Por dios, es una serie donde salen princesas de Disney.
Caras conocidas: Esta serie ha querido apostar fuerte y traernos un buen arsenal de rostros conocidos. Comienza el reparto Jennifer Morrison, requeteconocida por su papel de la doctora Allison Cameron en House (también tuvo un papel importante durante una temporada de Cómo conocí a vuestra madre, pero no nos engañemos, todos la conocemos por House). Después tenemos a Robert Carlyle (Trainspotting, Full Monty, El sueño de Jimmy Grimble y un largo etcétera), Lana Parrilla (24, Spin City), Jared Gilmore (Mad Men), Emilie de Ravin (Perdidos) y Eion Bailey (Hermanos de sangre).
Argumento: 
Tras una maldición lanzada por la malvada madrastra de Blancanieves, los habitantes del Bosque encantado van a parar a Storybrooke, un pueblo de Maine, sin ser capaces de recordar nada sobre sus vidas anteriores. Pero la hija de Blancanieves y el Príncipe fue enviada en secreto, poco antes de lanzarse la maldición y será la única persona que podría romperla.
Por un lado vemos la vida en el pueblo y por otro lado, mediante flashbacks, esa técnica que tan de moda puso Lost en las series de televisión, vemos lo que sucedió en el Bosque encantado (que no tengo muy claro si va con mayúsculas o no y la duda lingüística me mata un poco).
El reparto, como ya habréis supuesto es bastante amplio y lo que es más, nunca tiene fin, por lo que de vez en cuando van metiendo nuevos personajes.
Temporadas: Emitiéndose actualmente la segunda temporada.
Popularidad: Extremadamente popular, por eso va a desentonar bastante con las series que incluyo normalmente aquí.
Opinión personal:
El argumento es una ida de olla acojonante que sólo se le pudo ocurrir a alguien con demasiadas drogas en el cuerpo. Partiendo de esa base, la serie está bastante bien, engancha muchísimo y tiene una estética así muy de cuento muy chula.
El principal pilar en el que se basa la serie es que absolutamente todo el mundo está bueno, porque vale que la princesas estén buenas y los principes estén buenos, pero que esté bueno el cazador (increíblemente bueno, dicho sea de paso), Pinocho... repito, ¡Pinocho!, el capitán Garfio y hasta Caperucita Roja tenga pinta de putilla, es difícil de asumir.
Por otro lado, la serie tiene un defecto muy gordo, Rumplestiltskin (precisamente el único que no está bueno) se come al resto de los personajes, pero mucho mucho y para disimular, le recortan todo el protagonismo que pueden, lo que no está mal, salvo porque que se lo dan a la chochipava de Blancanieves, que no es más tonta porque no entrena (o eso creo, que no entrena, pero no lo descartaría).
En definitiva, una serie muy entretenida y adictiva que, probablemente te hará sentir nostalgia de los cuentos infantiles.

viernes, 19 de abril de 2013

Haven


Vuelvo después de una involuntaria baja médica para satisfacer a todos aquellos que me habéis echado mucho mucho de menos. Y como cada viernes, vuelvo con una recomendación. Poco a poco la sección de recomendaciones se va consolidando y llegamos nada más y nada menos que a la cuarta edición de la mano de Haven, que fue sugerida por @sr_eko.

Género: Viendo sólo el piloto no sabría del todo decir el giro que va a dar la serie, pero por lo poco que he leído para preparar esta entrada unido a lo que he visto, creo que puedo afirmar sin rodeos que es una serie de ciencia ficción.
Sexo: Obviamente como toda serie de ciencia ficción que se vanaglorie como tal, va dirigida a hombres o al menos a especímenes humanos de género masculino. Por otra parte, creo que si me propone una serie un tío y me da por insinuar que es femenina, lo mismo hasta se ofende.
Caras conocidas: Cuando vi el nombre de la protagonista, Emily Rose, estaba convencida de que me sonaba de algo, así que miré su currículum, vi que salió en Cinco hermanos y me conformé con esa explicación. Esa misma noche me desperté y recordé de qué me sonaba el nombre, de una cutre película de exorcismos que tuve que pelearme una vez para no verla en el cine. De los demás sólo me suena Eric Balfour de verlo en 24.
Argumento:  En teoría está basada en la novela de Stephen King Colorado Kid, pero como no la he leído, no puedo decir si realmente tiene algún parecido o si lo que un huevo a una castaña.
Audrey Parker es una agente del FBI que un día así de buena mañana es enviada a un pueblo llamao Haven para buscar a un asesino que ha escapado de la cárcel.
Nada más llegar se da cuenta de que el pueblo es un poco especialito, ya que se abre una brecha en la carretera así de la nada y su coche cae por un acantilado. 
Cuando parece que todo ha acabado porque el asesino ha aparecido muerto, ella decide seguir investigando, supuestamente para encontrar la verdad, pero yo creo que es porque le mola el poli que la salvó de la caída del acantilado (que no está bueno, que conste).
En el pueblo siguen pasando cosas extrañas como que aparece una niebla espesísima sin venir a cuento, hay ráfagas de aire que derriban personas, se pone a nevar cuando menos te lo esperas... vamos como lo que viene siendo el clima del cantábrico pero llevado al extremo.
Durante su investigación dos periodistas locales (que tienen pinta de pareja gay aunque creo que realmente son hermanos), le enseñan una foto de una mujer que se parece mucho a ella que apareció en el periódico, con lo que tras encontrar al culpable, decide tomarse unas vacaciones en el pueblo (sigo pensando que porque le mola el poli).
Temporadas: Terminada la temporada 3, fue renovada para una cuarta que se estrenará el próximo otoño.
Popularidad: Hasta que @sr_eko me la recomendó ni siquiera había oído hablar de ella, de hecho tuve que revisar el tweet porque creía que me había dicho Raven y no encontraba la serie.
Opinión personal: Me gusta y la recomiendo.
Con motivo de mi convalecencia he tenido tiempo de ver un par de episodios más y, si bien se introduce más al contrabandista para intentar forzar un triángulo amoroso de dos tíos feos con una tía guapa, el resto de la serie continua en su pequeña línea surrealista sin demasiadas exageraciones.
También he descubierto que es una buena serie para siestas de Myolastan (en las que me estoy haciendo especialista), no al nivel de Bones, pero casi casi y eso es de agradecer para las personas a las que nos gusta ver series y, a su vez, dormirnos con series de vez en cuando.

lunes, 15 de abril de 2013

Crematorio


Normalmente nunca tengo tiempo de atreverme con series nuevas, pero el jueves pasado comenzó una larga y dolorosa convalecencia que me hizo olvidarme de mis obligaciones y centrarme en el descanso. Y el descanso para mí es ver series en mi sillón relax. Así que como tuve la mala suerte de que mi convalecencia fuese unida a una semana en la que no se había emitido ni un solo episodio de mis series habituales, tuve que tirar de nuevas, en concreto de The following (de la que hablaré cuando termine la primera temporada) y de Crematorio, que es la que os traigo hoy.
Género: Criminal, básicamente la historia actual de España, corrupción pura y dura.
Sexo: Serie extremadamente masculina, en la que se ven tetas de vez en cuando, más que nada porque si no, no sería española.
Caras conocidas: El recientemente fallecido Pepe Sancho, que no creo que necesite currículum, encarna a Rubén Bertomeu, protagonista de esta serie. El resto de la familia Bertomeu lo forman Alicia Borrachero (Periodistas, Hospital Central) y Aura Garrido (La pecera de Eva, Ángel o demonio). Juana Acosta (Hispania) como la siempre necesaria novia que podría ser nieta, Vicente Romero (La celda 211, Con el culo al aire) como el chófer/matón y Pau Durà (7 vidas, Plats bruts) como el abogado completan el reparto.
Argumento: Rubén Bertomeu es un importante magnate (¿o era mangante? siempre me lío con esas dos palabras) de la construcción, que planea construir una urbanización por todo lo alto en la costa valenciana, famosa por sus prevaricaciones urbanísticas y el buen gusto por los trajes. La acción se desarrolla en el imaginario pueblo de Misent, como podría haber sido en cualquier pueblo de la costa española, pero no querían señalar a uno y que los demás se quejaran.
Y a partir de ahí pues todo va de los líos de la familia Bertomeu, de lo poco fiable que es trabajar con rusos, de caballos mulas (?), de clubes de alterne (también un producto típico de la zona costera española), en fin, de chanchullos de esos que a mí tanto me gustan.
Temporadas: Una única temporada con 8 episodios.
Popularidad: Muy popular, de hecho me avergüenza no haberla visto hasta ahora, siendo una serie tan conocida, que para más inri, tuvo una reposición a raíz de la muerte de Pepe Sancho.
Opinión personal:
Lo peor de esta serie es que nos demuestra que aunque en España se pueden hacer series de gran calidad como ésta, normalmente prefieren hacer mierdas. Así pues, creo que sin lugar a dudas nos hallamos ante la mejor serie que se ha hecho en España, en cuanto a imagen, sonido, decorados, guión... en cuanto a todo. ¡Es que es capaz hasta de meter flashbacks! ¿cuándo se ha visto eso en una serie española?
El único fallo que le veo es que no termina de hacer del todo bien las entradillas antes de la cabecera de la serie, pero se te olvida pronto por el pedazo de canción escogida... y es que hasta las imágenes están bien. En definitiva, un must de manual... y lo dice alguien que odia las series españolas.


viernes, 12 de abril de 2013

Roma criminal


La serie Roma criminal no sólo debería estar incluída en el apartado de Recomendaciones de otros, en concreto esta vez recomendada por el mismísimo @jpgaipo, sino que debería figurar en esa sección imaginaria dentro de mi mente (que quizás algún día se transforme en real, quién sabe) llamada "series traducidas con el culo", ya que el título original Romanzo criminale significa Novela criminal, pero claro como se desarrolla en Roma y los traductores al parecer no tenían ni puñetera idea de italiano lo de romanzo les sonó a romano y santas pascuas.

Género: aunque bien podría clasificarse como policíaca, realmente lo que tiene mayor importancia en la serie es la parte del crimen, por tanto la consideraré así.
Sexo: bueno, aunque de la gente que sé que la ha visto hay más mujeres que hombres, dado al reducido número de la muestra consideraré que no es extrapolable y la catalogaré como serie masculina. Además, qué mal quedaría yo si digo que mi novio me recomienda series femeninas, ¿no?
Caras conocidas: pufff... ¿cómo leches voy a conocer yo a algún actor italiano? A ver que investigue un poco... no, nada.
Trama: En la Roma de los años setenta las bandas eran de tres o cuatro personas y de poca monta, hasta que para dar un golpe mayor se unen la banda del Libanés (el Dandi, el Fideo y el Búfalo) y la banda del Frío (los dos hermanos Buffoni y el Cíclope). 
En concreto el golpe será el secuestro de un tío muy rico y, aunque no termina de salir muy bien, les sirve para darse cuenta de que unidos podrían controlar el crimen en Roma y llegar a ser casi casi como la mafia.
Tras ellos irá el comisario Scialoja, que al parecer es un poco un apestado/ninguneado del cuerpo de policía de Roma, que tendría su punto si decidiera afeitarse el bigote, aunque yo soy más del Libanés, la verdad.
Temporadas: Serie terminada con dos temporadas y un total de 22 episodios. También hay una peli con el mismo nombre, pero aunque está basada en el mismo libro, no tiene nada que ver con la serie.
Popularidad: Bastante popular, a pesar de ser italiana, por su emisión en Canal+. Pero como pasa con la mayoría de las series europeas, con la excepción de algunas inglesas, es muy complicado encontrar los episodios en versión original y/o los subtítulos. Aun así, lo conseguí. Se nota lo mucho que me esfuerzo cuando me lo pide quien me lo pide.
Opinión personal:
Me encantan las series de delicuentes, es una de mis debilidades. No tanto como las series de muertos, pero casi casi. Y sin llegar a ser The Boardwalk Empire o Los Soprano, esta serie está bastante bien, la verdad, a pesar de los pantalones de campana, cuya crítica merece un post aparte.
Habiendo visto sólo el piloto es un poco jaleo y todavía ni distingo bien a los personajes, más como para poder entenderlos y observar su profundidad (vaya gafastada me ha quedado), pero por lo poco que he visto, parece que sus diferencias van a dar mucho juego.
En definitiva, que la serie es para verla sí o sí, aunque tendrá que esperar su turno entre la pila de series que tengo por ver debido a mi enorme falta de tiempo.

jueves, 11 de abril de 2013

Todo el mundo odia a Chris


Género: Al menos una vez por semana me gusta traeros una comedia, para alegraros un poco la vida, que os veo muy tristes. Sí, yo tampoco sé a quién me estoy dirigiendo, la verdad.
Sexo: Como siempre que pongo series de niños (o sea, las dos veces que hasta ahora lo he hecho), no voy a considerar la serie ni femenina ni masculina.
Caras conocidas: La persona más conocida es la voz en off, el conocidísimo cómico Chris Rock. Aparte lo acompañan Terry Crews (Los mercenarios), Tichina Arnold (Raising Hope) y Tyler James Williams (¡Peligro! Menores sueltos).
Argumento: La serie trata de la supuesta infancia del cómico Chris Rock, que es obligado por su madre a asistir a un instituto donde es el unico alumno negro, con lo que algunos alumnos del colegio lo maltratan, y algunos profesores se apiadan de él por ser negro.
Por otro lado, su familia es un poco complicada, su padre no hace nada más que acumular trabajos para poder llegar a fin de mes, su madre es... una madre, su hermana pequeña es una niña mimada y su hermano a pesar de que es más pequeño que él parece mayor... y es más guapo.
Por si todo lo anterior no fuese suficiente desgracia, Chris tiene una tendencia increíble a meterse en toda clase de líos aunque no lo intente.
Temporadas: Serie terminada con un total de cuatro temporadas y 88 episodios.
Popularidad: No conozco a absolutamente nadie que haya visto esta serie. Yo la conocí misteriosamente a través de tusseries un día que me dio por buscar algo por descargar.
Opinión personal: 
Vale, lo mismo vuestra madre no es tan bruta y gritona como la de Chris, pero la mía sí lo es y por eso adoro esta serie: veo a mi madre... y me encanta.
Por lo demás es una serie inocente, muy para todos los públicos, que no aporta absolutamente nada nuevo, pero que puede hacer reir muchísimo y a mí con eso me vale, si a vosotros no, es vuestro problema.

miércoles, 10 de abril de 2013

Tópicos de las series americanas (III): Rehenes en el banco

No hay dos sin tres, parto sin dolor, ni serie americana sin un atraco al banco en el que uno de los protagonistas quede atrapado como rehen. Y es que los americanos tienen muchos tópicos, pero éste es sin duda uno de los más explotados.

Casi siempre estas series tienen temática policíaca, para que así los policías puedan lucir su trabajo como negociadores en esta tan difícil situación, pero también hemos visto este tópico en series de acción (lógico), comedias y hasta en series de animación.


La primera referencia a los atracos con rehenes me remonta a mi más tierna infancia cuando en un episodio de Cosas de casa, en concreto el episodio 2x07 Un Halloween de perros, Laura Winslow y Steve Urkell quedaban atrapados en un banco que estaba siendo atracado en el día de Halloween.


A partir de ahí, ha habido muchas series que han explotado este tópico, como por ejemplo, la serie Castle, una habitual de la sección de tópicos, que en el episodio 4x07 Policías y ladrones nos muestra como Richard Castle y su madre Martha son rehenes en el atraco a un banco.


Otra que se sumó a la moda recientemente fue la ya comentada en el blog Hawaii 5.0, en el episodio 3x09 Ganas de morir, donde Max va al banco como todas las semanas para coquetear con Sabrina, la cajera, y en medio del flirteo entran unos atracadores. Realmente aquí la situación se resuelve rápido, con algunos tiros, heridos, luchas... muy emocionante todo.


Pero es que las series con atracos de rehenes se multiplican, incluso entre las comentadas en el blog, ya que a Hawaii 5.0 se le une Leverage, que en el episodio 1x05 El golpe del banco nos muestra como Sophie y Nate son tomados como rehenes después de haber sido atrapados en medio del atraco a un banco junto con el objetivo de uno de sus golpes: un corrupto del condado juez de la corte.


Las series de la franquicia CSI también son muy prolijas en cuanto a tópicos, pero no las culpo porque después de chorrocientos episodios es difícil no haber tocado ya todos los temas habidos y por haber. En esta ocasión le ha tocado a CSI Nueva York, cuyo episodio 4x21 Rehén comienza con Mac Taylor encerrado en un banco durante un atraco.


Vale, no era un banco, era una librería, pero el doble episodio de Sin rastro 1x22-23 Venirse abajo, Sam queda atrapada durante una de sus investigaciones junto con más gente en una librería, para más inri, herida en una pierna y Jack se ofrece a intercambiarse por ella.



Pero no sólo las series en imagen real son dadas a este tópico, también ha habido series de animación que se unen, como Los Simpson con el episodio 19x04 Una media mañana de perros, que cuenta como actor invitado a todo un Steve Buscemi. En este episodio Marge queda como rehen en un atraco al banco y le promete al atracador que luego irá a visitarlo a la cárcel, promesa que luego no cumple.



Pero como los americanos son especiales en rizar el rizo, no podría faltar la serie que versara totalmente sobre rehenes en el banco, así que tenemos a The Nine, una serie que aunque de entrada pinta bien (no la he visto), tuvo un escaso éxito y sólo se emitió una temporada con 13 episodios. Cuenta la historia de nueve personas tras un atraco donde son tomadas como rehenes durante 52 horas, contando por el tan de moda formato de los flashbacks qué sucedió durante esas 52 largas horas.


Y cuando nos creíamos que ya lo habíamos visto todo, llegó la mini-serie The kill point para mostrarnos en sus sólo ocho capítulos un atraco con rehenes donde los protagonistas no son los rehenes, sino los atracadores, cinco veteranos de la guerra de Irak que tras torcerse su plan se ven obligados a encerrarse en el banco y a intentar cualquier cosa antes de ser encarcelados.


Bonus track:


Todas las series no pueden ser americanas, pero sí aspirar a contener los mismos tópicos. Éste es el caso de la serie argentina Los simuladores, que decidió incluir al equipo dentro del atraco a un banco en el episodio 1x09 Fuera de control. Posteriormente, en España se realizaría un remake de dicha serie con el mismo nombre e incluiría en el el episodio 2x01 El atraco una historia muy similar (por no decir la misma).


Pero sin duda la serie estrella en el tema de los rehenes es Flashpoint, donde en la mayoría de sus episodios hay atracos con rehenes o secuestros con rehenes o rehenes en cualquier lado. La meto aquí en el bonus track porque por muy USA que parezca, la serie es canadiense, que bueno eso la hace "americana" pero... que en fin, que está en este lado y ya está.

martes, 9 de abril de 2013

October road

 

Esta serie está propuesta, entre otras cosas, para que dejéis de preguntaros de una vez si realmente soy una mujer.
Género: Romántico. Sí, aquí estoy yo proponiendo una serie romántica como si no hubiese un mañana o como si no fuese yo, una de dos.
Sexo: Vale, esto como que sobra, es más fácil encontrar una serie de ciencia ficción femenina que encontrar una serie romántica masculina, a pesar de que la elección de casting la hizo claramente un hombre, porque las tías son todas guapísimas y los tíos, como que no.
Caras conocidas: Bryan Greenberg (One Tree Hill, Secretos compartidos), Laura Prepon (Aquellos maravillosos 70, Qué pasa con Chelsea), Brad William Henke (Perdidos, Nikki), Geoff Stults (The finder), Tom Berenger (XIII), Odette Annable (House), Linda Booth (Cazatesoros).
Trama: Un día Nick se fue a comprar tabaco dejando a su novia Hannah y a sus amigos plantados. No contento con eso, decidió escribir un libro en el que los pone a todos a parir, que se convirtió en un bestseller.
Pero como todo tiene un precio, diez años después Nick no ha sido capaz de volver a escribir, así que decide aceptar una oferta de empleo en la Universidad y volver a su pueblo, donde tendrá que enfrentarse con un montón de gente que lo odia y con una exnovia que misteriosamente tiene un hijo que nació algunos meses después de que él se fuera.
Temporadas: Dos temporaditas con un total de 19 episodios. Tras quedar inconclusa por su repentina cancelación, el director sacó un miniepisodio de 10 minutos donde le daba un final a la serie (bastante a lo bruto, todo hay que decirlo).
Popularidad: Llevo buscando links para descargar la serie un par de días y nothing, de hecho quería ver el primer capítulo sólo por recordar cómo se llamaba el jodido libro y me he tenido que quedar con las ganas.
Opinión personal: Como siempre he de aclarar que yo no recomiendo las series porque crea que son buenas o porque crea que van a gustar, recomiendo las series porque a mí gustan. A partir de ahí, aviso que esta serie no es especialmente buena, y sólo hay posibilidades de que te guste si eres mujer o metrosexual de esos con sentimientos.
Para empezar es bastante ñoña, de primeras es una serie de esas que yo diría "no la vuelvo a ver ni de coña", e incluso un poco irreal porque ¿en serio nadie en el pueblo cree que el hijo de Hannah es de Nick?, luego se enfadarán por el libro, pero es que son tan paletos que no saben ni contar.
Pero detrás de todo eso la serie tiene su encanto, que no sabemos muy bien de dónde sale, que te engancha. Tal vez sea esa atmósfera que desprenden el pueblo y su gento o no sé muy bien qué, pero el caso es que yo me enganché.

lunes, 8 de abril de 2013

Hannibal


Género: A pesar de que se postula como una serie policíaca del tipo descubre al asesino, el trasfondo de la historia es más típico de las series de intriga. Es decir, lo importante no son los asesinos que matan, sino el asesino al que se tendrá que ir conociendo poco a poco, a Hannibal.
Sexo: Serie sangrienta donde las haya, sin duda masculina. Creo que pocas mujeres tendrán estómago para ver esta serie.
Caras conocidas: Encabeza el reparto Hugh Dancy (El rey Arturo) en el papel de Will Graham, sí, empezamos con que el prota no es Hannibal, que es interpretado por Mads Mikkelsen (que también salía en El rey Arturo). La comparsa irá encabezada por un Jack Crawford que ha tomado mucho el sol, interpretado por el conocidísimo Laurence Fishburne, que por más que salga en el CSI, siempre será Morfeo.
Argumento: El agente especial Will Graham, que tiene graves problemas de adaptación social, es requerido por el encargado de la Unidad de Ciencias del Comportamiento del FBI, Jack Crawford, para que le ayude con un caso. Supongo que a partir de ahí lo ayudará en más, porque si no, se acabará la serie, digo yo.
Por otro lado, Jack Crawford le pide también ayuda a un brillante psicólogo llamado Hannibal Lecter, para que vigile/analice/haga de niñera de Will. No creo que os haga mucho spoiler cuando os digo que es un asesino caníbal.
Temporadas: De momento se ha emitido un episodio solamente.Normalmente no comento series viendo un sólo episodio a no ser que sean las recomendaciones de los viernes, pero la ocasión merecía una excepción (en teoría).
Popularidad: Éramos muchos los que estábamos esperando este momento, espero que todos no se sientan tan defraudados como yo.
Opinión personal:
Hannibal Lecter siempre ha sido mi villano favorito. Y tras esa afirmación se esconde la esencia de mi crítica a esta serie: tenía las expectativas muy altas.
Y cuando una persona tiene las expectativas muy altas es difícil no defraudarla. Es como algunos amigos míos (frikis, por supuesto) que fueron al cine a ver las pelis de El señor de los anillos sólo para encontrarles los fallos. Pues así vi yo la serie, esperando juzgar severamente cada detalle y cada elemento y ver si le podía otorgar o no mi perdón.
La paradoja del tema es que la serie en general está bien, por ejemplo, la forma de reconstruir las escenas de crimen con sus cadáveres sangrientos y con esos efectos resultistas, pero adecuados. A fin de cuentas es lo mínimo que se espera de una serie policíaca moderna. Es lo que a mí me gusta ver en una serie, a partir de ahí, le doy el visto bueno.
En cuanto a los personaje, me gusta realmente la forma de enfocar a Will Graham, aunque hayan copiado con descaro la idea de Perception y, a pesar de que me considero bastante purista, no voy ni siquiera a criticar el cambio de color de Jack Crawford o el cambio de sexo de Freddy Lounds, no.
El problema empieza y termina en Hannibal. Y es un problema muy gordo, dado que la serie en teoría debe girar en torno a este personaje, pero han escogido a un Hannibal de mercadillo, que por más trajes bonitos que se ponga no tiene ni la elegancia ni los modales que se le suponen... pero es que además ni siquiera es atractivo.
Pero la gota que ha colmado el vaso ha sido el tema del tupper, es una salida del tiesto imperdonable, todo por querer dar el morbo de que Will Graham pruebe la carne humana sin saberlo... pues que organice una cena de lujo como siempre había hecho Hannibal y que no vaya por ahí repartiendo tuppers como si fuese mi abuela, por dios.
Sí, ya sé que el Hannibal de Hannibal (valga la redundancia) comía de un tupper en el avión, pero joder, es que la comida de un avión es de las pocas cosas que tienen aun menos glamour que comer en tupper y por eso se lo perdonamos.
En definitiva, no seguiré viendo esta serie, porque creo que me indignaría demasiado.

viernes, 5 de abril de 2013

Southland


Antes de nada, quiero disculparme ante ese gran numeroso volumen de personas que siguen este blog por no haber hecho esta sección (ni en general escribir ningún post) el viernes pasado debido a mis vacaciones de Semana Santa. Así que, arrepentida (?) por mi mala acción, vuelvo otro viernes a comentar una de las recomendaciones que tan sabiamente me llegan por twitter, en concreto hoy por parte de @jaricharte.

Género: Pocas veces puedo tener más claro que una serie es policíaca, dado que aquí sólo salen polis por todas partes. Lo único que no es de las series que yo suelo asimilar con policíacas, es decir, series de muertos. Aquí se trata más el día a día de los policías más que centrarse en el suspense.
Sexo: Una serie tan seria tiene que ser masculina, a pesar de que ya he echado el ojo a un par de polis que están medio que.
Caras conocidas: Michael Cudlitz (Life, Hermanos de sangre, Sensación de vivir), Regina King (24), Benjamin McKenzie (The OC), Kevin Alejandro (Shark, True Blood) . Más adelante sale Lucy Liu, que no necesita presentación, pero me voy a quedar en el piloto que es lo que he visto.
Trama: La serie nos presenta el día a día de la policía de Los Ángeles. Os hablaría un poco más sobre sus protagonistas, pero es complicado dado que tiene un reparto muy amplio y cuando ves sólo un episodio estás más perdida que el barco del arroz.
Os diré que el piloto es bastante duro, con el caso de un pederasta y dos tiroteos. Al parecer el poli que se postula como "más prota" es Ben Sherman (Benjamin McKenzie), un policía recién salido de la academia que tiene que afrontar el lado más duro de ser policía. Y está bueno.
Temporadas: Emitiéndose actualmente la quinta temporada.
Popularidad: Serie que gusta a determinados círculos amantes de los dramas policíacos. El primer episodio lo tuve que ver con subtítulos en español latino porque no los encontré en español de España, aunque no eran muy pinchegüey.
¿La recomiendo? Sí, aunque a mí no me guste, porque no me gusta por el motivo que a otras personas les va a encantar: prima la verosimilitud al entretenimiento. 
A mí me gusta el entretenimiento, echar unas risas, el ver algo fresco y divertido o si no, por lo menos que sea algo intrigante que me deje con ganas de más. Y esta serie no ofrece nada de eso.
Pero tienes sus puntos fuertes: Es una serie buena de verdad, de las curradas, de las que cuidan hasta el más mínimo detalle, con un argumento sólido y un ritmo rápido. Es real. Y sé que todas esas cosas pueden pesar más que mi gusto por la banalidad.

jueves, 4 de abril de 2013

Chuck


No es la mejor serie del mundo, ni la más divertida, pero Chuck puede hacernos pasar un buen rato, como casi ninguna otra.
 
Género: Los híbridos gustan y aquí nos encontramos con una comedia de acción. Porque acción tiene, pero también es muy divertida... y bastante friki.
Sexo: Como bien he dicho antes, es una serie friki, con lo cual está claramente destinada a un público masculino. Aparte, hay que admitir que la prota está muy buena y él, sin embargo, es un jodido friki... ¿qué mujer va a querer ver eso? Vale, a mí me gusta Zachary Levy, pero yo es que soy un bicho raro.
Rostros conocidos: A Zachary Levy lo pudimos ver en Como la vida misma (lo pudimos, pero yo al menos no lo he visto), a Yvonne Strahovski en algunos episodios de Dexter, a Joshua Gomez en Sin rastro, Sarah Lancaster en ¿Qué hacemos con Brian? y Everwood, Adam Baldwin (no, no es de los hermanos Baldwin) en Firefly y en la mítica película La chaqueta metálica.
Trama: Chuck es un experto en tecnología que tras ser expulsado de Stanford se convierte en el perfecto fracasado: trabaja en un supermercado llamao Compramás y vive con su hermana y su cuñado.
Pero un día recibe un e-mail que llevaba adjunto un archivo que contiene datos clasificados de la CIA y el NSA que, como pasa normalmente, se le instala en el cerebro. Así que cada una de las agencias se ve obligada a mandar a un agente, Sarah Walker de la CIA y John Casey de la NSA, para conseguir aprovechar los datos para sus misiones y controlar que Chuck pueda llevar una vida "normal".
Aparte de todo el tema de las misiones y demás, podemos ver el siempre interesante día a día de un supermercado donde absolutamente todos están como cabras, destacando Morgan, el mejor amigo de Chuck.
Temporadas: Serie terminada con un total de cinco temporadas.
Popularidad: Muy conocida, sobre todo en los círculos frikis en los que yo me suelo mover.Se rumorea que gracias a ella se aumentaron las ventas de las Converse All Star que suele llevar el protagonista.
La recomiendo: Para pasar un buen rato, para ver algo divertido y fresco, que ya tenemos bastantes tristezas todos los días, ¿no?

miércoles, 3 de abril de 2013

Tópicos de las series americanas (II): Comenzar con cuernos

Hoy os traigo la segunda entrega de mi serie temática favorita, Tópicos de las series americanas, con uno de los mayores tópicos de los últimos tiempos: empezar con una infidelidad.
En parte hay que disculpar a semejante topicazo por el hecho de que una infidelidad es un gran motivo para justificar el cambio de vida ya que proporciona la necesidad de adaptarse a una nueva situación y las nuevas situaciones dan mucho juego, tanto en la comedia, como en el drama pero, sobre todo, en las series románticas.
Otra cosa común a esto es que normalmente las series que comienzan con una infidelidad suelen ser series dirigidas a mujeres, porque misteriosamente la infidelidad casi siempre la comete un hombre y la sufre una mujer, por tanto, muestran a una mujer fuerte, que sabe reponerse y que debe afrontar nuevos retos... y eso sólo quiere verlo una mujer.


En Men in trees, Marin Frist es una experta en relaciones que, en el pleno uso de la palabra ironía, descubre que su prometido se acuesta con otra. Como persona "coherente" que es, se plantea si realmente conoce a los hombres como creía, así que en una cruzada de cables se muda a Elmo, un pequeño pueblo de Alaska donde hay una proporción desorbitada de hombres por mujer.


The good wife comienza con Alicia Florrick afrontando una nueva vida tras la encarcelación de su marido, procurador del condado, acusado de ese delito tan de moda en nuestro país que es la malversación, a la vez que aparecen videos comprometidos de él con unas prostitutas. Así que Alicia decide volver a trabajar como abogada para sacar a su familia adelante.


Mucho más fácil de aceptar será para Jessica "Jess" Day, que en New girl es una profesora de primaria más sonada que unas castañuelas obligada a buscar un nuevo lugar donde vivir tras encontrar a su novio engañándola con otra. Así que decide irse a vivir con tres marrurros, lo que dará lugar a múltiples confrontaciones entre su punto de vista alegre y femenino con el de sus tres nuevos compañeros.


Os extrañará encontrar a The Big Bang Theory en esta lista porque no ahonda mucho en el tema de los cuernos, pero el motivo por el cual Penny se muda es porque su novio con el que llevaba cuatro años la engaña. Como todos sabréis (porque todo el mundo ve o al menos sabe de qué va esta serie) termina viviendo en el apartamento de enfrente del de Sheldon y Leonard y dará lugar a toda la trama.


Happy endings cuenta la historia de una pareja que se rompe después de que la novia salga corriendo el día de la boda con un tío que aparece por ahí y le dice que se vaya con él. En este caso la gracia de la serie será como en la canción de Ella Baila Sola, ¿Cómo repartimos los amigos?


Y es que las infidelidades no son fáciles, si no que se lo digan a Molly Kagan, protagonista de la serie Divorcio en Hollywood (título original: The Starter wife), que tras que su marido le comunique que la deja para irse con otra, tiene que labrarse una nueva vida en la que descubre que muchos de los que creía que eran sus amigos, ahora le dan la espalda.


Tal vez creais que me he colado con Cinco hermanos (título original: Brothers & Sisters), pero lo cierto es que todo comienza cuando se descubre la infidelidad del padre y que, fruto de la misma, hay una hermana más, con la que habrá que ir pensando en repartir la herencia.


Y, un poco más con calzador, meto en esta lista a Mujeres de Manhattan, donde una de las tres historias que componen la serie es la de Nico, una que comienza a engañar a su marido con un tío muy wenorro y ejerce un poco el "donde las dan, las toman" de esta lista. Por cierto, horrible la traducción de esta serie, que tiene un título genial en versión original: Lipstick jungle.

Bonus track:

No son americanas pero tenemos otras series que también empiezan con cuernos en el resto del mundo:



La serie alemana Diario de una doctora comienza cuando Gretchen Haase pilla a su prometido en la cama con otra, por lo que decide volver a casa de sus padres y comenzar a trabajar en el hospital que dirige su padre.


Y también tuvimos nuestros momentos cuernogenésicos patrios con esa ida de olla que se le ocurrió a Ana Obregón llamada Ellas y el sexo débil, en la que Carla era la presidenta del gobierno (según creo recordar) y pillaba a su marido con su secretaria. Tras corresponderle en el divorcio la mitad de la casa, decide montar una especie de consulta/asilo/terapia/cosa rara para mujeres engañadas.


Pero, de todas las que hay, la pionera también es española y vino en 1994 de la mano de Lina Morgan y José Coronado en Compuesta y sin novio, donde la boda entre Valentina y Avelino se ve interrumpida por el padre de Manuela que dice que su hija está embarazada de Avelino, con lo que la boda se suspende y Valentina decide marcharse y hacer sola el viaje de novios.